sábado, 11 de febrero de 2012

Leyendas urbanas

¿Quién de vosotros no ha escuchado historias locas como la de la chica que se despierta en una bañera llena de hielo y a la que le falta un riñón? No son historias reales, pero algunas han saltado de los libros a la gran pantalla e incluso a la vida real. Hay gente que se aburre y se dedica a hacer el cafre, que se le va a hacer, tiene que haber de todo en este mundo. Aquí os dejo algunas de las leyendas urbanas más conocidas.

AUTOPISTA

Un tío que sale de una fiesta va por la carretera y recoge a una autoestopista muy bien vestida. Ella le pide que la lleve a su casa y al llegar desaparece. El hombre se baja para llamar a la puerta de la casa y le abre un hombre que le dice que era su hija muerta y que eso ya había pasado más veces.

La moraleja de la historia es que no recojas a una tía en medio de la nada, o está borracha o el borracho eres tú, por lo que si bebes no conduzcas.

VERÓNICA

Es la historia de unas chicas que a las 12 de la noche, se miran al espejo del cuarto de baño, con una vela y la luz apagada. Al decir 9 veces seguidas delante del espejo Verónica, se les presenta un espíritu y las araña por todos lados, a parte, de que sucedan cosas extrañas a su alrededor, como muertes y demás. Esta historia tiene distintas versiones. El nombre puede ser Verónica o Bloody Mary, para gustos los colores. ¿Y qué nos indica eso? Pues que una tal Verónica se pilló un pedo del quince y se puso a inventar cosas para gastar una broma en una fiesta. ¿Habéis jugado alguna vez al teléfono escacharrado? Pues eso, la historia fue haciéndose un gran bulo, que llega hasta nuestros días. O puede que sea verdad, pero yo no lo pienso probar, claro está, a menos que tenga a los Winchester (Sobrenatural. Serie de Tv) a mi lado. Jajajaja

LA BAÑERA Y EL RIÑÓN

Esta es la de chico conoce a chica en un bar, la chica le invita a tomar muchas copas y a su casa, le droga y el chico se despierta en una bañera de hielo. Al salir, se da cuenta al verse en el espejo que tiene un corte. Entonces, ve una nota que dice que llame a emergencias si no quiere morir. Más tarde se descubriría que le habían sacado un riñón.

La moraleja de esta historia es, que no te fíes de alguien que conozcas una noche en un bar y menos, si te invite a copas sin parar, algo quiere. Sobre todo, estando en crisis, los órganos cotizan muy alto en el mercado negro.

¿CONTENTA DE NO HABER ENCENDIDO LA LUZ?

Esta es una de las más extrañas para mí. Dos compañeras de habitación, una muy rara y otra muy normalita. La rara se tiraba a todo el que pillaba mientras su compañera dormía en la cama de al lado. Una mañana, la normalita se despierta y ve sangre que gotea de la cama de su compañera. Al retirar la sábana, la ve muerta, desangrada. Al girarse para salir a buscar ayuda, ve que encima de su cama (en la que ella misma estaba durmiendo) habían escrito "¿contenta de no haber encendido la luz?

Vamos a ser serios, en primer lugar, te toca una compañera como esa y pides el traslado inmediato. En segundo lugar, si te la lia cada noche, si no la llega a matar el psicópata la hubieses matado tú. Seguro que el  psicópata era su antiguo compañero/a de habitación, no me extrañaría nada. Seguimos, ¿cómo te puedes dormir escuchando gemidos y cosas así en la misma habitación? Vamos que hay un incendio o un terremoto y no lo cuentas. ¿Quieres un consejo? Háztelo mirar. Y para terminar con esta leyenda urbana, vale que tengas un sueño profundo, pero chica, un tío que se sube a tu cama para escribir con sangre en la pared... Tu no solo estás sorda, eres tonta.

LUCES EN LA CARRETERA

Esta es una de las que han pasado de la imaginación de unos pocos a la vida real. Vas por una carretera de noche y te topas con un coche que viene de frente sin luces. Le das las largas para avisarle y el se pone a perseguirte haciéndote ráfagas con las luces hasta que te estampas.

En primer lugar, si viene de noche, por una carretera sin luces, con los faros apagados ¿no crees que ya se habría dado cuenta? Mas que nada porque no se ve una mierda. En segundo lugar, haces el tonto y le avisas, se pone a perseguirte y aceleras. ¿En qué mundo vives? Párate en el arcén, deja que pase y metele miedo tú, verás como para la próxima se deja de tonterías.

Bueno este es mi pequeño homenaje a las leyendas urbanas, tenéis muchas más por la red. Eso sí, tened cuidado a partir de ahora, que el mundo está lleno de locos y no sabes con lo que te puedes encontrar.