martes, 27 de diciembre de 2011

La exposición maldita 1ª parte


Fariha llegaba tarde, no era habitual en ella, pero el trabajo la tenía atrapada. Hacía mucho que Hanna y ella no se veían, ni si quiera para tomar un café. Por ello, habían planeado una tarde de museos, algo que les encantaba. Había una exposición egipcia, estaba dando la vuelta al mundo y era todo un éxito. Habían planeado visitarla, ya que a las dos les fascinaba todo ese mundo.Tenían un viaje pendiente a El Cairo, cuando su economía y la situación del país se lo permitiese.

Hanna: Ya era hora, se me están quedando los pelos como escarpias. No traerás un poco de anticongelante ¿no?
Fariha: Exagerada. Sólo llego 15 minutos tarde.
Hanna: Sí, pero hace frío. ¿Qué tal guapa? ¿Cómo va todo?
Fariha: Bien, la verdad es que no me puedo quejar. ¿Y tu?
Hanna: Tampoco me puedo quejar. ¿Vamos a la exposición? Ya tengo las entradas.
Fariha: Claro. Me han dicho que hay una estatua que te va a encantar, la de Bastet, en tamaño gigante.
Hanna: ¿Para ti que es tamaño gigante? Jajaja
Fariha: Pues no se, es lo que me han dicho, ahora lo veremos. Jajaja

Pasearon hasta el museo, donde se encontraba la exposición. Al entrar por el umbral de la puerta, Hanna sintió un escalofrío que le recorría la espalda. Estaban a 5ºC por lo que no le sorprendió mucho, ni le prestó la atención que debiera. Dejaron los abrigos en el guardaropa y recorrieron los pasillos repletos de figuras doradas, joyas y estatuas de toda clase. Cuando llevaban una media hora recorriendo el museo, Hanna sintió otro escalofrío que la hizo girar sobre sí misma, hacia otro pasillo peor iluminado, al fondo, había una sala, tras unas cortinas de terciopelo negro, en la que se encontraba la estatua que Fariha le había comentado. Una gata negra y dorada, sentada con la cabeza erguida y mirando fijamente al infinito. Era bastante grande, mediría un metro de alto y con esa iluminación, parecía incluso más impresionante. Estaba sola en aquella sala, algo bastante extraño, porque, si era lo mejor de la exposición, ¿no tendría que estar a la vista? Fariah comenzó a decir cosas sobre la estatua, pero Hanna no podía dejar de mirar los ojos de la gata y no le prestaba atención a lo que su amiga le decía. De pronto la gata movió los ojos y se quedó mirando fijamente a Hanna. Fariah no pareció darse cuenta. Hanna no podía apartar la vista de esa extraña estatua, de pronto escuchó una voz dulce y femenina, estaba dentro de su cabeza, no podía ver de dónde procedía, hasta que lo supo, la voz procedía de la estatua.

Bastet: Eres la elegida. Largo tiempo he estado esperando a alguien como tú, alguien que merezca recibir mis poderes y halla nacido bajo mi protección.
Hanna: ¿De verdad estoy hablando con una estatua?
Bastet: En realidad no, solo es un medio de transporte que uso de vez en cuando, mi esencia está en el interior. Te pareces mucho a la última elegida, sólo espero que tu le des mejor uso.
Hanna: No, espera.

Una luz de color verde esmeralda salió de los ojos de la gata y fue directamente a parar a los ojos de Hanna. El impacto hizo que Hanna se elevara del suelo y saliese disparada hacia la otra punta de la estancia. Al caer al suelo, quedó con los ojos abiertos de par en par, comenzó a convulsionar y Fariah, que era la única persona que se hallaba en dicha estancia, se acercó corriendo hasta el cuerpo de su amiga y se arrodilló junto a ella. De pronto, Hanna abrió la boca y una marea negra de virutas, parecidas al carbón, salió disparada hacia el techo y desapareció. Fariah cayó hacia atrás del susto. De pronto Hanna volvió en sí, comenzó a reaccionar y se incorporó lentamente.

Hanna: ¿Qué ha sido eso?
Fariah: Tía ¿estás bien? No se que ha sido eso, dime que ha sucedido, no entiendo...
Bastet: Los poderes al entrar en ti, han limpiado tu alma. Ya estás lista. Suerte y disfruta del don que te ha sido otorgado.
Hanna: Vámonos, necesito tomar algo.
Fariah: ¿Pero que ha pasado?
Hanna: Luego te lo explico, aunque no me vas a creer.

Salieron del museo a toda prisa, Fariah no paraba de hablar y Hanna no dejaba de pensar en lo que había sucedido. ¿Estaba loca? ¿Qué era exactamente el don que había recibido? Definitivamente estaba loca, tanto estudiar no era bueno.










Continuará...





domingo, 25 de diciembre de 2011

Ya llegó la Navidad

Ya es Navidad, hemos sobrevivido a la primera de las cenas familiares. ¿Qué tal? ¿Mucho empacho? Ahora llega la comida de Navidad y después Nochevieja. Cuidado no os atragantéis con las uvas, ni os paséis haciendo el cafre en alguna de esas fiestas que te cuestan un riñón y encima te ponen garrafón.
Más tarde llegan "Los Reyes" y el roscón, ¿a cuántos os visitó el ratoncito Pérez después de Reyes? Por cierto, con la crisis, los Reyes en lugar de en camellos, tendrán que venir en patinetes, pero es lo que hay. El caso es, que todas estas fiestas sirven como escusa para reunirte con la gente que quieres, acordarte de los que ya no están y recibir algún regalito, porque seamos sinceros ¿a quién no le hace ilusión recibir un regalo, por pequeño e insignificante que sea? Bueno y también sirven para discutir, que sin discusiones no serían unas navidades completas, claro que tampoco puede faltar el típico borrachín, que cuando le dejan suelto la lía parda.
En resumen, espero que el año que viene, vuestros sueños se hagan realidad y los míos también, que ya que pedimos...........















viernes, 9 de diciembre de 2011

Los Vengadores

Bienvenidos de nuevo al Universo Marvel, el año que viene se estrena "Los Vengadores". Protagonizada por Samuel L. Jackson, Scarlett Johansson, Chris Evans, Chris Hemsworth, Robert Downey Jr y muchos otros genios de la gran pantalla.
Joss Whedon, dirige esta vez, una película en la que un grupo de super héroes, se reune para dar caza a un super villano (lo típico de siempre) pero esta vez, a los que nos encanta este tipo de películas, nos han dado un buen motivo para ir al cine, gastarnos lo que vale una entrada y poder disfrutar de los efectos especiales, que prometen.
¿Cuál será el próximo clásico que pasará del papel al 3d?




Os dejo este link, para ir abriendo boca ;)

sábado, 12 de noviembre de 2011

Blancanieves en cines

Sí, como podéis ver, el próximo verano llegará a la gran pantalla, un remake de uno de los grandes clásicos disney, otro más para engrosar la lista. ¿Qué pasaría si lográsemos reunir en la misma película, a una vampira (Kristen Stewart), un Dios legendario (Chris Hemsworth) y a una ladrona de bancos de élite (Charlize Therone)? Pues evidentemente, el resultado obtenido es un peliculón, que no os podéis perder. La historia está un tanto retocada, al igual, que en su día hicieron con el clásico de "Alicia en el País de las Maravillas".
Hay amor, aventuras, magia y luchas. ¿Qué más se puede pedir?
Tendremos que esperar hasta el verano, pero aquí os dejo un adelanto para ir abriendo boca.








sábado, 22 de octubre de 2011

Amanecer 1ª parte en cines

Bueno chicos, ya está aquí la 4ª parte de Crepúsculo, Amanecer 1ª parte. El 18 de Noviembre se estrena en la gran pantalla, no os la podéis perder.

En esta parte de la saga, podremos ver la esperada boda entre Bella y Edward, además de una jugosa luna de miel y ...¿un embarazo?
Se supone que los vampiros están muertos, ¿pero hasta qué punto?
Para todos aquellos que hemos devorado los libros, no hay sorpresa, ya sabemos lo que ocurre y porqué, a los que no, seguro que os dará que pensar.

La pregunta que me hago es, ¿si en esta parte pasan tantas cosas, qué sorpresas nos traerá Meyer para la segunda parte? ¿algo que no aparezca en el libro o será fiel a su estilo?









lunes, 3 de octubre de 2011

OSCUROS: Del libro a la gran pantalla

Siento haberos tenido tan olvidados, pero es lo que tiene comenzar una carrera, la física me va a salir por las orejas. ¿A qué velocidad saldrá de mi oído, si tiene una viscosidad de...? ¡PERDÓN!

A lo que íbamos. Hoy os traigo una pequeña primicia. No se, si habréis oído hablar de la saga OSCUROS, de la escritora Lauren Kate. Para poneros en antecedentes, es como crepúsculo pero cambiando vampiros y hombres lobo, por ángeles y demonios. En esta saga, no solo hay una historia de amor sobrenatural, sino que además, tenéis magia, historia (de la buena), guerras y muchas otras cosas. Todo esto o en su mayoría, sucede en un reformatorio, os podéis hacer una idea de la clase de cosas que pueden suceder en un sitio así, pero si además, le añadimos un toque sobrenatural, es algo que no os podéis perder.

Para todos los fans de la saga, como yo. ¡¡¡ENHORABUENA!!! En el 2012, salta de la novela juvenil a la gran pantalla. Ya se barajan algunos nombres para los protagonistas, pero sólo son rumores, como Lucy Hale en el papel de Lucinda Price (que ya aparece en la página de IMDB) o el guapísimo protagonista de "Soy el número 4", Alex Pettyfer en el papel de Daniel Grigori. ¿Quién interpretará a Cam?

Os recomiendo fervientemente, que os leáis los 3 libros antes de ver la película, ya sabéis lo que dicen, la película nunca supera al libro, tenéis tiempo de aquí al año que viene para leerlos. La película, aún no se empezó a rodar, pero no os demoréis mucho, nunca se sabe.












domingo, 18 de septiembre de 2011

Los monstruos del cine 1º fascículo

Bueno, aquí estamos otra vez. Hoy os traigo algo que os pondrá los pelos de punta, los monstruos más currados del cine. En este apartado, no entran ni Godzila (una iguana mutante, debido a las radiaciones), ni King Kong (un gorila que se pasó con los esteroides y que solo se defendía para no ser tratado como un mono de feria).
A continuación, haré una pequeña descripción de éstos monstruos, que seguro no os decepcionará.

1º El primero que me viene a la cabeza es el de Jeepers Creepers. Es de los feos de verdad. Se mantiene en letargo durante 23 años, pero cuando se despierta, se dedica a matar todo lo que se mueve en el plazo de 23 días, hasta que se vuelve a dormir. Se camufla en forma de espantapájaros y cuando mata a una víctima, se come una parte de ella para sustituirla por una de las suyas. A eso si que se le llama renovar o morir. La forma de terminar con esta pedazo bestia es sentarte y esperar que se quede frito de nuevo. Así que procura que te pille lejos o que haya otra víctima más apetitosa a tu lado.



2º Mi preferido, Freddy Krueger. Un pederasta al que incineraron vivo los padres indignados del supuesto colegio afectado. Éste jura vengarse y años más tarde vuelve para cargarse a todo el que esté relacionado con ese suceso y al que no, también. Pero al estar muerto, vuelve de una forma inesperada, en sueños, con unas cuchillas en las manos y la cara quemada. Allí crea un mundo alternativo, donde su víctima es un pequeño ratoncito en un laberinto, luchando por sobrevivir. La forma de matar a Freddy, es controlando tus propios sueños, así que ya sabes, toma mucha cafeína. Lo que más gustaba de Freddy era su risa, un tío con cuchillos en las manos que te mata mientras se descojona, pone los pelos de punta (de ahí que el remake no funcionase, además que el actor nuevo es patético, ha perdido toda la chispa).



3º El siguiente en mi lista es Jason Voorhess. En Cristal Lake, un niño muere ahogado, aunque en realidad se dice que el niño no murió y sobrevivió escondido en el bosque. Cuando ve que matan a su madre, decide vengarse y comienza a matar a todo aquél que mantiene relaciones sexuales o consume drogas o alcohol. Eso era lo que hizo la madre cuando pensó que su hijo había muerto, ya que culpaba de eso a los monitores que en lugar de cuidar a Jason estaban ocupados en otro tipo de tareas. Mide 2 metros, pesa 110 Kg. y tiene una fuerza sobrehumana. Lo han matado infinitas veces y se resiste a marcharse, procura no visitar ese campamento, luego no digas que no te lo avisé.



4º Otro de los clásicos es Michael Myers, el asesino de Halloween. Todos conocemos la historia del niño que enloquece la noche de Halloween y se carga a toda su familia, menos a su hermana a la que perseguirá una y otra vez a lo largo de su vida para terminar el trabajo. Cada noche de Halloween reaparece en su antigua casa, por lo que mi consejo es que antes de comprarte una casa, averigues quien fue el antiguo propietario, por si las moscas. ¿Cómo se le mata? Pues eso quisiera saber más de uno, porque cuando crees que ya estaba muerto, van y te sacan otra peli, cosa del cine.



Predator es un alienígena que caza alienígenas, a parte de otras especies capaces de competir en fuerza e inteligencia con él. Digamos que es un cazador un tanto peculiar. Todos recordamos a Arnold y su lucha contra los predators en la selva, cosa que si comparamos con la penosa actuación de Adrien Brody, confirma que los remakes nunca fueron buenos. Sus armas son la invisibilidad, una especie de ordenador en la armadura y un puntero láser en la frente, donde pone el ojo pone la bala.



Alien es el bicho por excelencia. Se trata de un parásito que se mete en un cuerpo para terminar de formarse y cuando está totalmente formado, destroza a su víctima desde el interior, para salir y convertirse en un bicho asqueroso que se carga todo lo que pilla. Entre sus armas potenciales está la pequeña cabeza con dientes que sale de su boca y su sangre que no es sangre, sino ácido. Para matarle o le puedes esplotar en mil pedacitos (procura no estar cerca cuando estalle) o llamas a la teniente Ripley para que se lo cargue ella, es su talón de Aquiles.


Hasta aquí mi crítica de cine a los monstruos más monstruos de Hollywood. Volveré con el segundo fascículo, cuando me apetezca, que para eso la que escribe soy yo. "En seguida vuelvo......." Ups.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Amar hasta la obsesión 5ª parte

Una tarde de verano, Holly se encontraba sentada en un banco del parque, leyendo un  libro, mientras su hija Alyssa jugaba en los columpios. Greg estaba trabajando y ella se había cogido el día libre para estar con su hija en el parque. A su secretaria casi le da un ataque al tener que cancelar todas sus citas un par de horas antes.
Estaba contenta, de vez en cuando levantaba la vista de su novela y veía como Alyssa hacía nuevos amigos. Una de esas veces, vio como un niño de la edad de su hija, la besaba en la mejilla mientras se balanceaba en el columpio. De pronto Alyssa se bajó de un salto y se fue corriendo hacia su madre.

Holly: ¿Qué te pasa? ¿estás bien? ¿porqué lloras?
Alyssa: Ese niño de allí me ha dado un beso.
Holly: Ya lo vi, en la mejilla. Pero solo ha sido un beso, entonces ¿porqué lloras?
Alyssa: Porque antes me ha tirado del pelo y cuando le he preguntado por qué lo hacía, me ha dicho que le gusto y me ha dado un beso. Es tonto. 

Holly cogió a su hija en su regazo, la besó en la frente y de pronto vio como alguien se acercaba. Era un chico moreno, alto y delgado. Llevaba de la mano al niño que había echo llorar a Alyssa. Cuando llegó al lugar donde ambas se encontraban, Holly no pudo dar crédito a lo que veía.

Brian: ¿Holly?
Holly: ¿Brian? ¿eres tú? ¡cómo has cambiado!
Brian: Sí, la verdad es que hemos cambiado mucho los dos. A mejor, por supuesto. No hace falta que me digas que esta niña tan guapa es tu hija, se parece mucho a ti cuando eras pequeña. Veníamos a pediros perdón. Wesley se ha portado mal con ella y le hizo llorar.
Holly: Disculpas aceptadas. ¿Verdad Alyssa? Aunque no fue nada. Me da a mi que el niño salió igualito a su padre.
Brian: Supongo que sí. ¿Tienes tiempo para tomar algo?
Holly: Claro, encantada.

Los cuatro se marcharon a un restaurante para niños, en él había una piscina de bolas, donde los niños jugaban mientras los padres tomaban algo.

Brian: ¿Qué fue de tu vida? Me enteré que cuando te graduaste, te casaste y tuviste una hija. Es preciosa.
Holly: Gracias. Tu hijo también es muy guapo. Tiene la misma expresión pícara que tenías tu a su edad. Pues Greg y yo nos casamos, montamos una consulta juntos y tuvimos a Alyssa, hará unos 5 años en Agosto. Yo también me enteré que te casaste y que tuviste un hijo, me lo contó una amiga que sigue viviendo por allí cerca.
Brian: Sí, es cierto. Conocí a una chica encantadora, la hermana de una clienta y me casé con ella. Hace unos años tuvimos a Wesley y hasta hoy. ¿Dónde os mudasteis? 
Holly: A las Rozas. Este verano nos toca trabajar, nos hemos mudado a una oficina más amplia y tenemos que reformarla, pero solemos pasar los tres meses de verano en Vancouver.
Brian: ¿Eso está en Canadá, no?
Holly: Sí. Nos compramos una casa allí, para ir en vacaciones. Así que lo único que nos gastamos es en aviones, que ya es bastante. ¿Y tú en que trabajas?
Brian: Como se me daba muy bien eso de seguirte a todas partes, monté una agencia de investigadores privados, con ello me pagué la carrera de abogado y ahora tengo mi propio bufete. Allí conocí a Rose, mi mujer.
Holly: Vaya. Felicidades, me alegra que te vaya todo tan bien. 
Brian: Esperé tu llamada.
Holly: ¿Cómo? 
Brian: Leíste la nota que te dejé cuando te solté.
Holly: Sí, pero la que esperó tu llamada fui yo. Te llamé esa misma noche y no lo cogiste. Después esperé a que me llamaras tú y nunca lo hiciste, supuse que te habías arrepentido de darme esa nota y no quise insistir más. Dejé las cosas como estaban.
Brian: No puede ser, no me separé ni un minuto del teléfono aquella misma noche, hasta que caí rendido de sueño.
Holly: Pues yo te llamé.
Brian: No puede ser, porque si no me hubiera enterado de la llamada por estar dormido, hubiese visto la llamada perdida a la mañana siguiente, o sino mi hermano me hubiese despertado, mi hermano... No puede ser, seguramente borró la llamada.
Holly: Bueno, lo pasado, pasado está.
Brian: ¿Para qué me llamaste?
Holly: Por que tú me lo pediste. Pero ya está, ahora es como si no hubiese pasado nada, somos dos viejos amigos que se reencuentran pasados unos años y que han rehecho sus vidas. Dejemos las cosas así.
Brian: Me parece bien. La verdad es que estoy muy feliz con mi mujer, la quiero y me gustaría que la conocieras un día de estos. Seguro que seríais muy buenas amigas. 
Holly: Por mí genial. Pasaros un día por casa, prepararemos una barbacoa y los niños pueden jugar en el jardín con los perros y en la piscina. Seguro que al final se hacen amigos. Mi marido seguro te encantará, es como yo, pero en hombre.
Brian: Nuestros hijos no repetirán los mismos errores que cometieron sus padres, para eso estamos aquí, para guiarles y enseñarles de nuestros propios errores.
Holly: Eso espero.

Pasaron un par de horas recordando viejos tiempos y charlando de sus nuevas vidas. Al marcharse, se dieron la mano y cada uno se fue en una dirección. Tenían todo para ser felices, nuevos amigos, una familia maravillosa, casas y coches lujosos, trabajos que dominaban a la perfección, pero en el fondo de sus corazones, sabían que algo les faltaba y al verse en el parque lo confirmaron. Seguían necesitándose el uno al otro y el destino lo sabía, por ello les puso en ese mismo parque, en ese preciso momento. 

A veces lo único que necesitamos para ser felices, es reparar los errores del pasado y mirar al futuro con una sonrisa en los labios.







FIN.




viernes, 16 de septiembre de 2011

Amar hasta la obsesión 4ª parte

Cuando se despertó, Holly se encontró sola en la cama, tenía una rosa roja y una nota en su almohada. Se dio cuenta que el grillete que le apresaba el tobillo, había desaparecido, la puerta estaba abierta y no había moros en la costa. Leyó la nota "no me esperes". No podía ser, la estaba dejando libre. ¿Porqué? No habían aclarado nada. Se levantó de la cama y en el suelo vio que había dinero, supuso que se lo habría dejado para coger un taxi. Se puso los zapatos, se arregló un poco el pelo y salió a correr. Recogió su bolsa de viaje, estaba fuera, al pie de las escaleras. Bajó por ellas y salió por la puerta principal. ¿Hacia dónde iría? Decidió seguir las huellas de los neumáticos y pasados unos veinte minutos, llegó a una carretera en la que hizo auto-stop. Pronto llegó a la renfe, desde allí hasta la cabaña donde la esperaba Greg, no había más de media hora de trayecto. Llamó a Greg con su móvil, lo tenía en uno de los bolsillos de su bolsa.

Greg: Por fin. ¿Dónde estabas? Te llamé pero no me contestaste. Iba de salida para buscarte en casa de tus padres.
Holly: Lo siento. Es que me dejé el móvil en casa de una compañera, he ido a recogerlo antes de salir. Ven a buscarme, estoy en la parada del tren. Aún nos queda tiempo para disfrutar nuestra escapada en la montaña. Anda, se bueno y recógeme.
Greg: Voy, pero me debes una. Estuve preocupado por ti. Te quiero.
Holly: Y yo a ti.
Greg: ¿Porqué no me dices nunca que me quieres?
Holly: Lo acabo de hacer.
Greg: Sabes a lo que me refiero.
Holly: No quiero que se te suba a la cabeza. Jajaja

Greg llegó y vio a Holly sentada en un banco. Cuando Holly lo vio, salió corriendo, se lanzó en sus brazos, se colgó de su cuello y le besó. A Greg se le olvidó la reprimenda que tenía preparada. De camino, mientras Greg le iba contando a Holly como se había aburrido ese tiempo, mientras esperaba que le diera alcance, ella rebuscaba en su bolsa para ver si faltaba algo. Le parecía extraño que Brian la hubiese soltado sin decirle aquello que le había llevado a realizar ese acto salvaje. De pronto, entre sus ropas encontró una carta. Era de Brian, tuvo que mantener la calma y disimuló, dejando la nota en el mismo lugar que la encontró.
Al llegar a la cabaña se fue al baño para darse una ducha o lo que fuese, estaba asquerosa por culpa del encierro y del viaje. Se llevó con ella la carta y mientras llenaba la bañera de agua caliente, se sentó en el váter y comenzó a leer.

Siento todo lo que te hice pasar. Sólo quería hablar contigo, aclarar las cosas, sé que me equivoqué en el modo, pero si te he de ser sincero, volvería a hacerlo sin dudar. La noche que pasamos juntos no la olvidaré jamás. Pero reconozco que me equivoqué y he preferido enmendar mi error. Sólo te pido, que si alguna vez me perdonas y te ves con ganas de aclararlo todo, me llames. Aquí te dejo mi número. Esperaré tu llamada. Espero que no tenga que esperar toda la vida, aunque si he de hacerlo, lo haré.


Holly sabía lo que debía hacer. Cenó con Greg, era muy feliz con él, era el hombre de su vida, pero si no arreglaba las cosas con Brian, nunca podría ser realmente feliz. Cuando Greg se durmió, se levantó, salió de la habitación, cogió un suéter y se marchó fuera de la cabaña, con el teléfono en la mano.

¿Se atrevería a llamar? ¿qué iba a decirle si se lo cogía? Era muy tarde ¿estaría durmiendo o estaría recordando cada momento que pasaron juntos, como estaba haciendo ella?









Continuará...